Puente de Piedra

01 de marzo del 2019 - 01:23 pm, Admin

Es un puente natural, ubicado en el distrito del mismo nombre, en el cantón de Grecia, provincia de Alajuela; se trata de una ruta de paso sobre el Río Poró, con características de gruta en roca viva, acondicionado para el paso de carretas desde el siglo XIX. Actualmente es parte de la carretera regional que comunica a las comunidades de Rincón de Salas y Puente Piedra, entre otras.

En 1994 por su gran valor histórico y significado cultural, por la leyenda que recoge la tradición oral en torno a su construcción y porque para las comunidades aledañas a él es un símbolo invaluable de su identidad cultural, fue declarado de interés histórico, por medio del decreto N°23111-C, publicado en La Gaceta N° 76.

¿QUÉ ES PATRIMONIO HISTORICO-ARQUITECTONICO?

Patrimonio histórico-arquitectónico es todo aquel inmueble de propiedad pública o privada con valor o significación cultural, arquitectónica o histórica.

¿Quién cuida el Patrimonio histórico-arquitectónico en Costa Rica?

El Estado tiene el deber de conservar el patrimonio histórico arquitectónico del país.

El Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes es la máxima autoridad en la materia y brindará la asesoría necesaria a los propietarios o usuarios de los bienes que forman ese patrimonio.

Sin embargo, todo habitante del país y ente público está legitimado para exigir el cumplimiento de la Ley N° 7555.

LEYENDA DEL PUENTE DE PIEDRA (DECLARATORIA OFICIAL)

Esta leyenda tiene varias versiones, unos mencionan como protagonista de los hechos a un campesino, otros dicen que es un indígena, unos la ubican en tiempos remotos y otros dicen que fue allá por el siglo XIX, lo cierto es que todos coinciden en que el “Tico” fue más astuto que el Diablo.

“resulta que un campesino humilde, cuyo nombre y apellidos no vienen al caso, vivía en aquellos andurriales pero bastante dejado de la mano por la diosa fortuna. Como cualquier mortal deseaba disfrutar mejor de la vida sin tener de dónde echar mano. Ni siquiera un pariente rico y tonto para que le facilitara medios sin alegar nada más que parentesco. Pero tuvo la osadía de pensar en

Luzbel, al igual que muchos actores centrales de nuestras leyendas. No se sabe quién actuó como agente de enlace entre el señor dictador de infiernolandia y el campesino greciano, lo que se afirma es que entre ambos llegaron a un entendimiento, como resultado del cual el paisano nuestro tendría, a partir de entonces, una hermosa finca a cambio de su alma, ya sabemos que es lo único que interesa a Don Sata. Empero por los chismes que se han sabido en esta historia, seguramente el alma de este humilde hijo de Grecia valía más que las otras, puesto que el diablo todavía se comprometió, además de adjudicar la finca, a construir un puente para que el campesino no tuviera dificultades a la hora de salir hacia la ciudad, que es de suponer en aquella época no tendría ni Antes de la firma del contrato se dejó bien claro lo establecido por la cláusula principal; es decir, quedaron de acuerdo en que tal día a las cinco de la mañana estaría totalmente construido el puente, de lo contrario el trato no tendría validez.

En la época en que ocurrió lo comentado estaban apenas en las promociones de los despertadores; y consecuentemente se quedó en que cuando el gallo de la casa del agricultor cantara la primera vez, el puente debía estar concluido. Todos los gallos son exactos en su hora para cantar, pero parece que éste era “la tapa del perol” en cuanto a eso de cantar a las cinco de la mañana. Todo quedó aprobado. El hombre de nuestra historia al día siguiente tuvo su finca y tres días después tendría también solucionado el problema de la falta del puente. No todo iba a caminar sobre ruedas, especialmente para el señor que nos pintan con cuernos y cola larga porque el greciano, como buen tico, de inmediato comenzó a pensar la manera de burlarse del socio a fin de salir ganancioso sin perjuicio posterior.

Y surgió la gran idea. El día fijado para la entrega del puente el consorte de las gallinas lanzó su quiquiriquí unos minutos antes de que fueran las cinco de la mañana. Escasamente le faltaba a Don Sata la colocación de la última piedra para dejar totalmente concluida su extraordinaria obra de una sola pieza.

Sencillamente nuestro paisano se había valido de una artimaña para obligar al animalito a cantar antes de su hora acostumbrada.

Por esta circunstancia es que el puente de piedra tiene por debajo, y casi al centro del majestuoso arco que forma, un hueco que bien puede alojar a una Porque el pisuicas le faltaba colocarla cuando cantó el gallo. Ahora dicen que muchos han completado esa obra pero al día siguiente aparece en el suelo la piedra con que se llenó el hueco”.

Fuente: Marco Aurelio Salazar, en Leyendas Costarricenses, Compilador Elías Zeledón Cartín.

Términos y condiciones Políticas de privacidad Declaración del uso de cookies Mapa del sitio

©2021 Derechos reservados Municipalidad de Grecia. Diseño por NÓVAQ

Cambiar idioma