"Homenaje"

05 de enero del 2021 - 10:07 am, Admin

Homenaje

Hombre es aquel que sabe, que el cielo es un espacio por conquistar.

Hombre es aquel que sabe, que la dimensión de todo lo grande y hermoso

Se mide primero con el corazón y luego con los ojos.

Hombres son aquellos que a pesar de estar muertos,

Se hacen parennes en sus obras y se vuelven eternos.

Francisco Chaves 1997

Artesanos con un corazón de hierro.

Es el trabajo tesonero y espíritu firme el que inspira  y define a un número importante de hombres y mujeres, quienes en la comunidad de Grecia se abocan a crear una de las más importantes empresas en la historia de este pujante pueblo.

 

Contadores, alistadores, montadores, zapateros todos, construyen con sus manos a golpe de martillo la base económica que junto a otras industrias darán inicio al desarrollo y progreso futuro.  Desde el amanecer de aquellos días:, ya resonaban los martillos, silbidos y demás sonidos que acompañaban a estos entusiastas hombres que inmersos en un mundo de tachuelas, clavos, hormas, cuchillos, moldes y decenas de extrañas herramientas se arrojaban a su laboriosa actividad llenos de ilusiones.

 

No faltaba en sus humildes talleres, la pesencia de algún radio, que los pusiera en contacto con las más importantes noticias, crónicas futbolera, el sorteo de la lotería o la novela radial (Chucho el Roto)), que hicieran a un lado el fantasma del aburrimiento.  Siempre fieles a sus sueños era común que las paredes de sus aposentos estuvieras frotescamente tapizadas con pedazos de lotería, recortes de periódico con las noticias más sonadas y algún sugestivo almanaque que develara discretamente la belleza femenina de las estrellas de su época.

 

Tan particular era su trabajo como su horario que a la hechura de sus antojos se le permitìa disponer del dìa lunes para realizar sus caprichos entretenimientos que religiosamente practicaban como ir a la poza, donde con gran algarabía, competían entre sí, buscando el paredón más alto para practicar sus famosos clavados; horas después se encontraban todos en la plaza para dar inicio a sus siempre polémicas mejengas que dejaban a más de uno con los tobillos raspados o un moretón en el ojo.

 

A caso lo duro del trabajo o su muy cercana convivencia en talleres que algunas veces albergaban a mas de 80 operarios seria lo que les permitìa intercambiar ideas y opiniones, propiciando así el inicio de uno de los màs importantes sindicatos de trabajadores de la comunidad que por cierto, pudo lograr importantes conquistas sociales.

 

Todo esto sucede a la sombra del munumental logro de sus antepasados, la iglesia católica, una fuente de inspiraciòn que les hace tangible el precedente de lo lejos que pueden llegar los sueños cuando son acompañados por el trabajo y la perseverancia.

 

 

Cambiar idioma